Leído 109 veces

Pg. 94

del intercambio comercial  pues los Trim necesitaban mucho algodón, seda, zie y los buenos cereales que venían de Zajliyan. La suprema Salups se encargaba de enviarlos para que Yont-ain pensara que los negocios iban normalmente como siempre había sido entre los dos países. También le enviaba misivas en papiros de los que usaban los monarcas para que el chico siguiera creyendo que todo estaba bien.

 

SECRETOS

 

Artalí fue enviada a palacio por sus superiores, porque la descubrieron charlando con Ilonti. Ni siquiera pudieron despedirse y apenas tuvo tiempo de recoger sus dibujos. Afuera la esperaba un guardia y dos corceles para llevarla a palacio, donde bañaría los caballos y limpiaría las caballerizas como castigo por su falta.

Ehon la llamó a su despacho para advertirle que guardara silencio respecto a la Ranglaat.

Si el príncipe se entera, sufrirás un castigo mayor – aseveró Ehon – si abres la boca, yo mismo te enviaré allá para que acompañes a los prisioneros y te cortaré las alas.

La muchacha, intimidada con aquella amenaza prometió no decir nada. Pero, en vez de sentirse mal con su nuevo trabajo estaba contenta, ya que se pasaba el día con los caballos, bañándolos, cepillándolos, dándoles comida, inclusive cuando no había nadie cerca de allí se llevaba a su yegua preferida y juntas daban un paseo. Otras veces aprovechaba para seguir dibujando, aunque lo hacía a escondidas ya que también eso se lo prohibieron.

Las caballerizas eran el único lugar donde Yont-ain no tenía detrás a Ehon.

General, iré a ver si mi caballo necesita algo. Yo le aviso si quiero dar un paseo.

Bien, joven príncipe – respondía Ehon a veces con pereza pues ya estaba cansado de ser la nana del chico.

Estaré pendiente – le gritaba desde la silla donde tomaba un descanso.

Yont-ain llegó al establo en busca de su caballo Mixnive (copo de nieve)

Había visto varias veces a Artalí pero ella lo esquivaba y seguía haciendo su trabajo.

Buenas tardes, Artalí – saludó.

El sol se despedía al tiempo que una leve brisa jugueteaba con el cabello de Yont-ain.

Facebook Comments

+ -
×