Leído 50 veces

Pg. 280

¿Cómo estás? – preguntó Artalí. Es bueno verte otra vez.

Es bueno verte también

Es un magnifico dibujo – interrumpió la reina Antara.

¡Sternit! Fue en la torre cuando su hija estuvo prisionera – declaró la joven.

¡Ese nos pertenece! – Exclamó conmovido el rey Verduk. ¿Cuánto cuesta? – preguntó.

Un diamante azul de cincuenta quilates, es su precio – respondió la artista – pero como usted ha dicho, Sternit, les pertenece; así que se lo pueden llevar.

Te daré ese diamante a cambio – dijo el rey.

No, de ninguna manera – Declaró la chica.

No regatearía con algo tan bello – insistió el monarca –  aunque parezca terrible debo agradecerle a Salups que haya inspirado a Artalí – susurró.

A veces, de las cosas más crueles pueden surgir ideas conmovedoras – dijo la reina Antara.

Es cierto, madre – expresó Ilonti – en verdad no me había fijado en mi belleza – agregó.

Que humilde te has vuelto, hijita – persuadió el monarca.

Era una broma, padre – dijo la princesa mientras todos se sonreían.

El rey llamó a uno de sus ministros quien al igual que muchas otras personas se paseaba por el salón observando las pinturas. El señor Serduki era el encargado de la oficina principal en Zajliyan de los diamantes de Trimeka.

¿Qué se le ofrece, sternit? – Preguntó acercándose solícito.

Señor Serduki – dijo el monarca – necesito que le haga llegar a la señorita Artalí un diamante azul de cincuenta quilates, si es posible hoy mismo.

Lo haré, señor – dijo el ministro – esta misma tarde lo recibirá.

Los monarcas se despidieron de Artalí y continuaron observando, comprando pinturas, estatuillas y muchos otros diversos artefactos que hacían parte de las diversas culturas de Nebruska, luego se reunieron con los monarcas Xilenni y Solancsai.

Al preguntar por Kalups y Salups, los monarcas les dijeron que todavía se encontraban en su encierro voluntario y no querían saber nada del mundo exterior. Así se quedarían hasta que su hijo volviera.  Esa era su voluntad y todos en Zajliyan la respetaban al tiempo que se solidarizaban con ellos por su dolor.

Facebook Comments

+ -
×