creditos

A Dios, porque cada día que me regala es una inspiración.

A mis padres, quienes desde el cielo me protegen y me ayudan a ser pacientes.
A la princesa Ilonti y al príncipe Yont-ain porque me acogieron en su universo color violeta cuando las sombras nublaban mi sendero…
+ -
×